Primer comunicado de las parroquias de Tres Cantos ante la alerta sanitaria por el COVID-19

Primer comunicado de las parroquias de Tres Cantos ante la alerta sanitaria por el COVID-19

Categoría: Avisos , COVID-19 , Home

En primer lugar, quisiéramos transmitir un mensaje de tranquilidad y prudencia ante esta emergencia. Templanza y sabiduría son virtudes que nos identifican como creyentes y partícipes de la vida del Espíritu. Este es un testimonio que puede ser bálsamo liberador ante el miedo y la angustia que para no pocos provoca la alerta sanitaria.

En segundo lugar, queremos apelar a la fraternidad, la compasión y la solidaridad como los rasgos de nuestra comunidad que nos doten de herramientas para fortalecernos mutuamente. Nuestro vecino nunca puede ser visto como una amenaza o peligro y las dificultades compartidas son ocasión privilegiada para construirnos como sociedad y como comunidad eclesial.

En tercer lugar, y en comunión con nuestra diócesis y el comunicado publicado esta misma mañana (https://www .archimadrid.org/index.php/oficina/madrid/2-madrid/9036278-recomendaciones-del- arzobispado-ante-el-aumento-de-casos-de-coronavirus); nos hacemos eco de sus recomendaciones y adoptamos las siguientes medidas en estos días de excepcionalidad.

Como no podía ser de otro modo, continuamos ofreciendo la posibilidad de participar en las celebraciones de la eucaristía en los horarios habituales de cada parroquia, adoptando las recomendaciones de higiene sugeridas por el Ministerio de Sanidad (se ruega comulgar en la mano; en lo posible, como signo de cuidado por los hermanos; se recomienda buscar un gesto de expresión de paz que no requiera estrechar las manos; se pide que los gestos de devoción hacia las imágenes no requieran el besado que puede ser fuente de contagio para otros). El Arzobispado habilitará la posibilidad de seguir la eucaristía, a las 19.00, retransmitida a través del canal de Youtube de la Diócesis para aquellos que no puedan asistir presencialmente.

  1. Las parroquias continuarán abiertas en sus horarios habituales, los templos disponibles para la oración y la visita cotidiana, y vuestros presbíteros disponibles para el encuentro, la confesión o las necesidades que podáis tener.
  2. Con especial motivo ante la emergencia, contad con nuestra disponibilidad y nuestra presencia para la atención a los enfermos que lo requieran. Se adoptarán las medidas preventivas oportunas como se hace de manera cotidiana en la asistencia de enfermos con independencia del coronavirus.
  3. Las Cáritas parroquiales no cierran y continuarán sus servicios de asistencia con las medidas higiénicas y preventivas oportunas. Especialmente en estas situaciones, las puertas de la Iglesia estarán siempre abiertas ante los necesitados.
  4. Se mantendrán las actividades litúrgicas que constituyen un riesgo de contagio menor: bautizos, adoración eucarística, vía crucis y Oración de los Martes en la parroquia de Santa María.
  5. Por responsabilidad con las medidas adoptadas por el Gobierno Regional y por el Ayuntamiento de Tres Cantos nos vemos en la obligación de suspender temporalmente las catequesis para todos los niveles desde infancia hasta universitarios dado que en nuestras parroquias los grupos son muy numerosos.
  6. Por la misma razón nos vemos obligados a cancelar las actividades extraordinarias: Javierada, parlamentos de los jóvenes y convivencias locales en estas dos semanas.
  7. Las reuniones de grupos de adultos o de equipos de trabajo; siempre que sean con pocos participantes, se dejan a criterio de los interesados. Las parroquias facilitarán sus encuentros con salas que aseguren evitar el contagio.

Por último, queremos pedir vuestra oración. En primer lugar, por las familias de los contagiados y las víctimas en su dolor. También por todas las familias de quienes han fallecido por otras infecciones durante el invierno, como ocurre cada año. También por quienes padecen otro tipo de «virus»: los migrantes, los sin techo y los que requieren de nuestra solidaridad.

Apelamos a todos a que seáis testimonio de templanza, de sabiduría que sirva de consuelo y de esperanza en estos días. Se trata de una ocasión privilegiada para expresar nuestra fe en el Dios de la vida.

Luis Melchor. Párroco de Santa Teresa de Jesús

Juan Manuel Rilo. Párroco de san Pablo VI.

Josema Aparicio. Párroco de Santa María Madre de Dios